DOT

Amsterdam


Amsterdam, la capital del país, es una ciudad muy atractiva considerada como una de las más interesantes de Europa. Cuenta con 750.000 habitantes (alrededor de 500.000 bicicletas!) y una gran actividad cultural y comercial.

Su arquitectura es muy particular y en ocasiones uniforme por el uso casi generalizado del ladrillo, aunque en también se ha utilizado piedra, como se puede apreciar en algunas fachadas de mansiones patricias sobre los canales.

El casco antiguo de la ciudad se apoya sobre alrededor de once millones de pilotes de madera, única manera de construir sobre el terreno de turba que se extiende a ambos lados del río Amstel. Estos pilotes de madera, encina traída de los Países Bálticos, descansan a su vez sobre una capa de arena situada a unos 20 metros bajo la superficie.

Deambular por sus calles y a lo largo de los numerosos canales constituye en si un paseo muy agradable, en especial si se incluyen algunos puntos tales como:

-la plaza Dam y alrededores, punto álgido donde fue fundada la ciudad en 1275 y donde destaca un gran edificio de piedra construido en 1650 como Ayuntamiento, hoy Palacio Real. Como todas las construcciones del casco histórico, también sobre pilotes de madera, en este caso unos 15.500 que lo mantienen en pie. En la misma plaza se encuentra el monumento erigido en homenaje a los caídos en la Segunda Guerra Mundial, además de la Iglesia Nueva que data del siglo XV; esta iglesia construida como católica y a partir de la Reforma convertida en protestante, es la más relevante del país ya que en su interior transcurre la ceremonia de entronización de los reyes.

-haciendo un hermoso paseo desde la plaza Dam hacia el Museo Histórico de la Ciudad, encuentra a su paso uno de los numerosos "beaterios" con los que cuenta Amsterdam (especie de condominios que datan del siglo 17!) , el llamado Begijnhof en la calle Spui, lugar recoleto y encantador con un jardín interior rodeado de viviendas antiguas, construidas con la idea de dar auxilio material y espiritual a las viudas de los marinos. Incluye dos capillas, una protestante y otra católica, esta última verdadero testimonio de su época instalada en el interior de una casa particular, tratando de pasar desapercibida en los crueles tiempos de la Reforma.

- pasando a través del mercado flotante de flores (Singel) se llega al sector de los anticuarios Spiegel quartier, donde además del comercio de antigłedades en sus diferentes rubros se encuentra uno de los Talleres de Diamantes más prestigiosos de la ciudad, la firma Zazare. El tallado del diamante, la gema más preciosa del mundo, es una de las especialidades de Amsterdam.

-es interesante visitar el "barrio judío" con sus dos imponentes sinagogas: sefardí y askenazi, en cuyo interior se encuentra el Museo Histórico Judío. La sinagoga sefardí, también conocida como "española-portuguesa" data de comienzos del siglo 17 y aún se sigue utilizando como tal, los servicios se efectúan en ladino; cuenta con una valiosa biblioteca donde se conservan preciosos incunables que narran la historia del deambular del pueblo judío por el mundo.

-el sector portuario con el imponente Museo Marítimo -antiguo arsenal naval- refleja la historia de la marina holandesa. En sus calles se encuentran enormes depósitos y almacenes que pertenecieron a las poderosas compañías de Indias Orientales (VOC) y de Indias Occidentales (WIC), multinacionales de la época.

-un paseo muy atractivo es a través del Jordan, sector de la ciudad separado de la zona de los canales importantes y construido por los grandes burgueses de la época para dar alojamiento a quienes trabajaban para ellos: artesanos, empleados, mercaderes. Destaca hoy en día por la variedad de su oferta comercial y por la gran cantidad de galerías de arte. En el mismo sector se encuentra la Iglesia del Oeste, templo donde reposan los restos de Rembrandt, la gloria nacional. Algunos metros más adelante está la Casa de Ana Frank, hoy día museo.

-Y por supuesto sin olvidar sus innumerables museos, entre los que se destacan:

 

  1. Rijksmuseum (Museo Nacional)
  2. Museo van Gogh
  3. Stedelijk Museum (arte contemporáneo)
  4. Barrio portuario y Museo Marítimo
  5. Begijnhof y Museo Histórico de la Ciudad
  6. Jordan, Iglesia del Oeste y Casa de Anna Frank
  7. Museo-Casa de Rembrandt
  8. Barrio judío y sinagogas
  9. Museo Arqueológico Allard Pierson
  10. Museo de los Trópicos
  11. Plaza Dam y Palacio Real

12.             Anticuarios y diamantes

 

  1. Rijksmuseum con una excelente colección de obras de arte del siglo 17. No sólo están expuestas allí las maravillosas pinturas de Rembrandt, Vermeer, Frans Hals, Jan Steen y tantos otros artistas, sino también esculturas, encajes, porcelana, ebanistería, joyas, orfebrería, en fin, lo mejor del siglo 17 considerado como el Siglo de Oro.
  2. Museo Van Gogh dedicado a este gran pintor del siglo 19 y sus contemporáneos.
  3. Stedelijk Museum Museo Comunal de Arte Moderno, donde se expone el arte de los últimos cien años.
  4. Museo Marítimo.
  5. Museo Histórico de la Ciudad, que cuenta el pasado glorioso de Amsterdam y su relación con el presente.
  6. Casa de Anna Frank. Barrio del Jordan
  7. Museo-Casa de Rembrandt.
  8. Museo Histórico Judío. Sinagogas
  9. Museo Arqueológico Allard Pierson.
  10. Museo de los Trópicos.
  11. El Palacio Real. Plaza Dam

12.           Anticuarios y taller de diamantes.

Además de estos grandes museos, hay en Amsterdam otros igualmente importantes tales como "Nuestro Señor en el Atico", capilla católica disimulada en el interior de una casa del siglo 17; visitando este museo se pueden apreciar muy bien los problemas vividos durante la Reforma. Grandes mansiones patricias, abiertas hoy al público, como el Museo Van Loon o el Museo Van Holthuyzen.

Para conocer en detalle las exposiciones que presentan estos museos, ver la página web: www.vacilon.nl/arteagenda